Ayer fue el día de la mujer, y hoy veía este artículo de El Diario sobre las desventajas adicionales de ser mujer, y además ser discapacitada.

[…]frente al 55% de mujeres sin discapacidad que en el entorno europeo trabaja, sólo tiene empleo el 25% de mujeres con discapacidad. La calidad del empleo suele ser menor (menos retribuido, de estatus inferior y con menores ventajas que el de los hombres con discapacidad). Otro ejemplo: un gran número de mujeres con discapacidad es víctima de la violencia machista (80%) y tiene un riesgo cuatro veces mayor –que el resto de mujeres- de sufrir violencia sexual […]

Este documental de la FEAPS (Federación de Organizaciones de Personas con discapacidad intelectual o del desarrollo) trata este tema. Además enlaza con un tema del que se habla poco y que también ha llamado mi atención: el de la maternidad en personas discapacitadas. Concretaré más sobre esto último en próximas entradas.

Anuncios