Una parte importante en el comportamiento de mi hermana es su faceta negativista, y también a veces impredecible.

Una parte curiosa de este aspecto es cuando realiza lo que se le pide pero a destiempo. Me explico: Hoy, por ejemplo. Tocaba ir a la playa, como hacen casi cada día. “No, no y no”. Se van, y me quedo con ella. 3 minutos de reloj. “A la playa”, exclama.

Bueno, pues así con muuuuuchísimas cosas. Tanto que llega a ser predecible a veces, y entonces puedes jugar con ello y, efectivamente, conseguir que haga lo que quieres (y que ella, en realidad, también quiere). ¿Un ejemplo? Un día pasó exactamente igual, pero con paseo en lugar de playa. Sólo que, esta vez, le dije a mis padres que salieran y esperaran abajo, sin irse. Pasaron 5 minutos. Se levantó de la cama dispuesta a ir de paseo. La vestí. Subieron. La recogieron. Y ale, de paseo.

Pensándolo bien, esto, aunque no tan extremo, es parecido a algunas contradicciones (en apariencia) en personas no discapacitadas también (ver reactancia psicológica )

En fin. Cosas de la vida cotidiana. Tenía esto algo dejado, pero leer este tipo de cosas dentro de unos años puede ser muy curioso. Hasta otra 😉

Anuncios