Debido a las caídas que a veces le ocasiona la epilepsia mientras duerme, recurrimos este último año a este colchón, con el edredón y la almohada para reforzar, y los cojines por si al caer desplaza el colchón.

En alguna ocasión incluso ha sido insuficiente, y ha ‘saltado’, mientras dormía, desde la cama hasta el suelo.

Anuncios